1.No me pases, no me olvides,
tierno Salvador;
muchos gozan tus mercedes,
oye mi clamor.


Coro
Cristo, Cristo, oye tú mi voz;
Salvador, tu gracia dame, oye mi clamor.


2.Ante el trono de tu gracia
hallo dulce paz;
nada aquí mi alma sacia,
tú eres mi solaz.


3.Solo fío en tus bondades,
guíame en tu luz,
y mi alma no deseches,
sálvame, Jesús.


4.Fuente viva de consuelo
eres para mí;
mi alma pone en ti su anhelo,
solamente en ti.

Leave a Reply

Your email address will not be published.