Cúmplase, oh Cristo, tu voluntad

 


Cúmplase, oh Cristo, tu voluntad.
Solo tú puedes mi alma salvar.
Cual alfarero, para tu honor
vasija útil hazme, Señor.


Cúmplase, oh Cristo, tu voluntad.
Quita de mi alma toda maldad.
Cual blanca nieve hazla fulgir,
y fiel y humilde hazme vivir.


Cúmplase, oh Cristo, tu voluntad.
Toda dolencia puedes sanar;
cuitas, pesares, con tu poder
quieres hacerlos desvanecer.


Cúmplase, oh Cristo, tu voluntad.
Mora en mi alma, dame tu paz,
para que el mundo vea tu amor,
tu obra perfecta, buen Salvador.

Leave a Reply

Your email address will not be published.